Mundo Smart‎ > ‎

Smart Cities: no todo es Tecnología, Big Data y Sostenibilidad

publicado a la‎(s)‎ 16 feb. 2015 11:27 por Francis Ortiz Ocaña   [ actualizado el 16 feb. 2015 11:31 ]
En ocasiones, nos vemos arrastrados por las modas y las tendencias, y el desarrollo de las Ciudades Inteligentes no escapa a ello; mientras estamos dándole vueltas a las aplicaciones y tecnologías, a las técnicas de ahorro energético y comportamientos sostenibles, al manejo y análisis de los enormes flujos de datos a partir del dichoso Big Data, tendemos, y me incluyo, a olvidar la esencia de las ciudades y los entornos inteligentes: EL CIUDADANO.

Se habla de Ciudadanos Inteligentes o Smart Citizen con la facilidad de quien habla de un caballo entrenado, como si de la noche a la mañana, por el uso de tal y cual tecnología con o sin cables, con o sin sensores, o si por el ahorro de un 0,2% en tal o cual energía o recurso más o menos sostenible, los ciudadanos fuéramos de repente más listos, más conscientes.

Publicado por Francis Ortiz el Jue, 06/02/2014 - en SmartCities-i-ambiente.es 09:30 

- See more at: http://smartcities.i-ambiente.es/?q=blogs/smart-cities-no-todo-es-tecnologia-big-data-y-sostenibilidad#sthash.eAlHCIs7.dpuf
Smart Cities, no todo es big data y tecnología

Un proyecto serio de inteligencia colectiva, que finalmente redunde en un espacio inteligente, sean ciudades, pueblos, capitales, provincias enteras o un sólo hotel, pasa por identificar primero las necesidades e involucrar a los directamente implicados; no arreglemos lo que no está roto, no compliquemos lo fácil, preguntemos a los que día a día viven, trabajan interaccionan, visitan y usan esos espacios.

Un trabajo de consultoría donde se reúnan TODOS los jugadores antes del partido, donde los entrenadores, directores deportivos y jugadores, es decir, los políticos, responsables de área y ciudadanos, dejen de lado sus ideologías e intereses personales y pongan su inteligencia (presumida por su posición) a beneficio del bien común. Poner de acuerdo facciones contrarias es difícil, pero si se trata del futuro de nuestros pequeños, si hablamos de la supervivencia del planeta, la política y la retórica no tienen cabida. Se deben afrontar los retos como un equipo bien motivado, con humildad y con espíritu de colaboración.

Se debería involucrar a los ciudadanos a participar en la definición de las necesidades, orientar al grupo de forma colectiva y por consenso  hacia un destino concreto, divulgar primero, y luego, sin rodeos, sin miedo, afrontar los retos sin discreción, ser atrevidos, creativos y soñar todo lo que sea posible. Los sueños son la realidad del mañana, ya vendremos más adelante los técnicos con nuestra tecnología y recursos para buscar la solución a los problemas, porque ya está aquí prácticamente toda la tecnología necesaria, y no es cara por definición, sino todo lo contrario. El coste de afrontar un futuro lleno de mejoras para nosotros y nuestro planeta será todo lo barato que estemos dispuestos a aportar de nuestro propio tiempo y colaboración. Seamos humildes, sinceros, generosos e imaginativos, y compartamos esa imaginación en grupos de trabajo que den a los técnicos una imagen más real de lo que realmente necesita el ser humano y la sociedad, para ser realmente una sociedad inteligente.

Si somos capaces de realizar ese esfuerzo de introspección, seremos capaces de definir con claridad qué es y cómo se construye una Ciudad Inteligente, cómo se transforma a los ciudadanos y cómo podemos aspirar a vivir en un mundo de verdad más igual, más habitable.

- See more at: http://smartcities.i-ambiente.es/?q=blogs/smart-cities-no-todo-es-tecnologia-big-data-y-sostenibilidad#sthash.eAlHCIs7.dpuf
Comments